Intento de femicidio: las secuelas que sufrió Milagros

Policiales 27/08/2021 Por Redacción El Peridiario
La joven estuvo 21 días en coma y quedó con graves daños neurológicos y motrices. “No se acordaba ni que existió esa persona en su vida”, dijo su mamá.
captura de pantalla
Foto: Captura de patalla nota eldoce.tv

 El 7 de marzo último la adolescente Milagros Lucente sobrevivió a un intento de femicidio, pero no recuerda nada de lo que pasó esa madrugada ni que fue su novio, Mauricio Jaime, quien la atacó a golpes en la cabeza con una pala hasta dejarla en coma.

 “Nunca me imaginé encontrarla en ese estado. Era otra persona, estaba irreconocible. Era una cosa gigante su cabeza, toda inflada. No se le veían los ojos, no se le reconocía la nariz. Nada. Estaba irreconocible”, recordó entre lágrimas la mamá de Milagros, Mariela Mirasola, en diálogo con El Doce.

Mili, como le dice ella, pasó casi dos meses internada en el hospital San Roque de Córdoba antes de que le dieran el alta. Después volvió a su casa pero las secuelas que le dejó el ataque, principalmente neurológicas y motrices, son tantas que su familia tuvo que improvisar una suerte de centro de rehabilitación. “Fue como empezar de cero, como si hubiese vuelto a nacer. Aprender a caminar de nuevo, a escribir, a leer…”, lamentó la mujer, y remarcó: “No es ni un cuarto de lo que era, le arruinó la vida”, agregó.

Es que, aunque Milagros tiene 18 años, los daños que sufrió fueron tan graves que por momentos “se parece a la Mili de los 8 años”. “La crié 18 años y creo que lo más grave que se hizo fue un raspón con el skate y de golpe me la entregan con un certificado de discapacidad a los 18 años”, destacó a El Doce.

Transfigurada por el dolor de ver así a su hija, Mariela señaló que la joven no recuerda muchas cosas de su pasado y que incluso hay días en los que ni siquiera logra retener lo que hizo minutos antes. Sin embargo, Milagros es consciente de su situación y eso la hundió en un pozo depresivo. “Nos gritaba que no quería vivir más, que no quería estar así, que no quería ser un vegetal”, relató la madre angustiada haciendo referencia a un estallido que tuvo días atrás.

Tan en blanco se quedó la adolescente aquella madrugada, que fue su madre la que finalmente decidió contarle toda la verdad. “Ella no entendía nada, porque no entendía ni quién era él. No lo reconocía. No se acordaba ni de la existencia de él, de que existió esa persona en su vida”, contó la mujer.

Y agregó: “Es al día de hoy que todavía sigue preguntando cosas. ‘¿Y yo cómo era?, ¿Y vos decís mamá que cuando recuerde todo, qué voy a sentir, qué me va a pasar?’, me hace preguntas que ella se plantea. ‘¿Pensás que alguna vez me voy a acordar de todo?’. Y la verdad que no se sabe”.

Tras dejar a Milagros al borde de la muerte, Jaime se dio a la fuga pero lo detuvieron poco después y actualmente está detenido en la cárcel de Cruz del Eje acusado por el delito de homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar violencia de género, en grado de tentativa.

De esta manera, el joven sería condenado por tentativa de femicidio. Es decir que, pese a los agravantes por el vínculo y por violencia de género, cumplirá su condena –la pena mínima para estos delitos es de 10 años- y recuperará su libertad. “Él va a salir y sí va a poder volver a su vida de antes. Mucha impotencia me da”, cuestionó Mariela.

En este sentido, la mamá de Mili expresó su deseo de que Jaime reciba prisión perpetua para sentir que se hizo justicia. “No creo que cambien esas personas. Hoy fue Mili y por más que pasen los años que pasen, una persona así ya es así (…) Yo pediría la pena máxima, para que no le arruine la vida más a nadie”.

Gentileza de información: TN y eldoce.tv

LA CUMBRE WEATHER