El Tren de las Sierras llegaría hasta La Falda en el Valle de Punilla

Punilla 21 de febrero de 2020 Por Redacción El Peridiario
Voceros del Ministerio de Transporte de la Nación confirmaron que se encuentran evaluando la posibilidad de extender el recorrido del 'Tren de las Sierras' hasta la ciudad de La Falda.
VCP-TrenSierras-768x473
Tren de las Sierras.

Actualmente, la formación parte de la estación de Alta Córdoba, atraviesa La Calera y finaliza en Cosquín y es uno de los paseos más elegidos por los turistas que visitan la Provincia de Córdoba.

Desde hace algunos años, habitantes de toda la región, intendentes y representantes regionales vienen luchando para que se extienda el recorrido actual que conecta Córdoba con Cosquín y se recuperen las estaciones que llevan décadas cerradas.

En ese sentido, a mediados del año pasado, un grupo de vecinos junto a integrantes de la Asociación Ferroviaria al Servicio del País (AFeSePa) lanzaron una cruzada para que el tren vuelva a recorrer el Valle de Punilla y se extienda desde Córdoba a Cruz del Eje.

Historia

El Tren de las Sierras, como se lo conoce, fue inaugurado el 2 de julio de 1889 para el transporte de carga y pasajeros entre las ciudades de Córdoba y Cruz del Eje recorriendo 147 km de distancia. Su apogeo —hasta el presente— se dio a mediados de los 1960s cuando este ramal llevaba a gran cantidad de habitantes del Valle de Punilla, así como a turistas provenientes de las ciudades de Córdoba, Buenos Aires y Rosario por módicos precios —incluyendo servicios de comida a bordo— en formaciones tipo coche motor.1​ En 1977 este servicio de trenes dejó de funcionar. Con la reestructuración de la red ferroviaria argentina llevada adelante por el gobierno de Carlos Menem, centrada en la liquidación de la estatal Ferrocarriles Argentinos, el ramal A-1 del Ferrocarril Belgrano fue transferido a la provincia de Córdoba, cuyo gobierno de entonces se declaró "incapaz de financiar al servicio".

En 1993 el Grupo Alcázar, una sociedad de capitales cordobeses que explotaba el zoológico de la ciudad de Córdoba y el Autódromo Óscar Cabalén, ubicado en el camino a Alta Gracia, pidió y obtuvo la concesión para operarlo como tren turístico. Durante siete años la empresa operó el servicio entre la capital cordobesa y Capilla del Monte, unos 100 km, pero en el 2001 dejó de circular a raíz de ciertos inconvenientes judiciales.

Años después la concesión fue cancelada por el gobierno cordobés —según el decreto 1274, de octubre de 2004— "por culpa del concesionario de la explotación del Ramal A-1 del ex Ferrocarril Belgrano, concedida a la Empresa Ferrocarril Córdoba Central SA". Fue el Ente Regulador de Servicios Públicos (ERSEp) de Córdoba quien aconsejó al Poder Ejecutivo declarar la rescisión por causas imputables al concesionario, ya que el servicio de pasajeros estaba suspendido desde mayo de 2001. El organismo fundó su recomendación señalando que constató que el estado del ramal "desvirtuaba el objeto principal del contrato de concesión, cual era la rehabilitación y refuncionalización del Ramal A-1".

En 2007 la provincia revirtió el manejo del ramal al gobierno nacional, en el marco de un plan de reactivación a través de una nueva concesión. El 10 de agosto de 2007 se llevó a cabo la reinauguración de una parte del ramal, precisamente el trayecto Rodríguez del Busto-La Calera, reimplantándose el servicio de pasajeros. Fue designada operadora la empresa Ferrocentral, consorcio entre las también concesionarias Nuevo Central Argentino (NCA) y Ferrovías que tiene a su cargo la corrida de servicios de pasajeros entre la porteña estación Retiro y Villa Rosa, en el Norte del Gran Buenos Aires.

LA CUMBRE WEATHER

Te puede interesar